Por qu茅 hay tantas billeteras digitales en 馃嚚馃嚤 y c贸mo evolucionar谩 esta carrera

Leo Soto Leo Soto

9 julio, 2020 | 25 minutos

Quiz谩s, tienes dos o tres billeteras digitales en tu tel茅fono. Yo tengo siete. Afortunadamente, no ocupan tanto espacio en la cartera o el pantal贸n como tu billetera f铆sica, pero es curioso que la promesa de tener un lugar para centralizar tus medios de pago termine as铆. 驴C贸mo llegamos a esto?

 

Estas son las que uso de verdad. Tengo otras que bajo para experimentar.

驴C贸mo ser谩 el futuro?驴Seguiremos teniendo m谩s y m谩s billeteras digitales? 驴O varios se ir谩n retirando de esta guerra? 驴Cu谩l es el premio que atrae a tantos actores a competir con su propia billetera?

Este art铆culo es el tercero de una serie sobre medios de pago. Aqu铆, te contar茅 por qu茅 hay tantos actores diferentes tratando de ganarse un espacio en este mundo (retailers, bancos, gigantes tecnol贸gicos) y por qu茅 hay otros que se ven m谩s amenazados por los cambios, como los bancos o los procesadores de pagos tipo Transbank.

Veamos d贸nde surge la oportunidad.

Los pagos por internet son imparables, no solo en el e-commerce

En la industria, le decimos 鈥榩ago no presencial鈥 al uso de una tarjeta en cualquier cosa que no sea un terminal POS, la maquinita que lee tu tarjeta y donde pones tu clave o PIN. Esto ten铆a sentido cuando la alternativa a los POS era escribir los n煤meros en una p谩gina web desde tu computador (o dictarlos por tel茅fono 馃槚).

Hoy, los smartphones cambiaron todo.

No me refiero a Apple Pay o Google Pay, donde tu tel茅fono hace lo mismo que el chip de tu tarjeta pl谩stica (con adopci贸n a ritmo de 馃悽 en Latinoam茅rica). Hablo de algo m谩s simple y disruptivo:

Un smartphone + internet te comunica directo con quien quieras, en todo el mundo. 隆Esto incluye a los comercios y redes de pago!

Puedes ir con tu tel茅fono a una tienda, escanear con una wallet un c贸digo QR, validar tu identidad y enviar tu pago por internet v铆a el 4G de tu tel茅fono o el wifi de la tienda. Si hubo una tarjeta de cr茅dito o d茅bito involucrada, la industria le llamar谩 鈥榩ago no presencial鈥 a esa operaci贸n, 隆pero t煤 estabas ah铆, en la tienda, tan presencial como si hubieras usado un POS!

El 鈥榩ago no presencial鈥 es un 鈥榩ago por internet鈥 al final. Podr铆a ser en remoto (comprando en un e-commerce desde tu casa o trabajo o mientras viajas en transporte p煤blico) o en persona (como en el ejemplo).

驴Y qu茅 tiene que ver un t茅rmino, quiz谩s, anticuado con el futuro de las wallets?

Las maquinitas POS donde pones tu tarjeta van a desaparecer. 馃槺

En una 茅poca ese tel茅fono era la 煤ltima tecnolog铆a. (Imagen: Wikipedia)

Si te suena muy loco, recuerda que hace no tanto tiempo los tel茅fonos p煤blicos eran comunes. Porque no ten铆as en tu cartera o bolsillo un aparato para llamar a tus amigos y familiares desde donde estuvieras.

Las m谩quinas POS:

  • Leen la informaci贸n de tu tarjeta.
  • Verifican que la tarjeta sea tu tarjeta.
  • A veces, preguntan cosas adicionales como el n煤mero de cuotas, la propina o el vuelto o cambio en efectivo.
  • Asocian la compra al comercio donde est谩s pagando.
  • Env铆an la transacci贸n a la red de pago que corresponda.

Tu smartphone se la puede con todo eso (y mil cosas m谩s, como sacar fotos, guiarte por GPS, escribirle o hablarle a tus amigos). Si tu tel茅fono es seguro, la autenticaci贸n all铆 es m谩s segura que digitar numeritos en la m谩quina de alguien m谩s, que nunca sabr谩s si est谩 intervenida.

El pago por internet es imparable. Y el fin de los POS es una consecuencia. Esto genera un mundo de oportunidades y amenazas para el retail, bancos, procesadores de pago, gigantes tech y otros actores.

Por eso, est谩n todos metidos en esta carrera.

Con esta perspectiva, podemos ver que hay actores que empezaron a entrar a jugar en 鈥榚l mundo sin POS鈥 antes de que las wallets fueran el campo de batalla.

Preludio: los 鈥榤obile POS鈥

El primer paso fue aprovechar el smartphone o tablet del comercio. La implementaci贸n de mobile POS fue el paso intermedio m谩s obvio: para qu茅 venderle un POS al comercio si casi todo lo que hace un POS se puede hacer en un tablet (con mejor usabilidad) o un smartphone (con menor costo). Solo se necesita un lector de tarjeta que se puede vender barato y complementarlo con software que se ejecuta en el tablet o el smartphone.

Los primeros actores

La introducci贸n de los mobile POS hace 10 a帽os es un buen ejemplo para mirar c贸mo se abrieron oportunidades para nuevos jugadores con estos cambios.

Square no exist铆a hace 15 a帽os y hoy vale 50 mil millones de d贸lares. En la actualidad, su propuesta de valor es mucho m谩s amplia que los mobile POS. Tal como Amazon comenz贸 vendiendo libros online, Square parti贸 aceptando tarjetas de cr茅dito para ayudar a las empresas peque帽as y medianas a vender. Y desde ah铆 arm贸 un negocio inmenso.

Nada m谩s hipster que una cafeter铆a de barrio cobrando con Square. (Imagen: Square)

Dato curioso: Square se llama as铆 por la forma de su primer producto, un aparato de forma cuadrada que le铆a bandas magn茅ticas de tarjeta y se conectaba a un iPhone mediante el conector de audio. Si eres de mi generaci贸n y usaste cassettes para grabar o comprar m煤sica, el principio es el mismo: la banda magn茅tica de una tarjeta de cr茅dito puede ser 鈥榚scuchada鈥 (le铆da) como se帽ales audio, tal como los cassettes antiguos.

En Chile, un s铆mil es Compraqu铆. Se trata de una alternativa a Transbank implementada en 2019. La tecnolog铆a es de SumUp y su alianza con BancoEstado era natural, ya que el banco ten铆a la capacidad y vocaci贸n comercial para realizar adquirencia de comercios peque帽os. Tan solo en la puesta en marcha afiliaron a 23 mil comercios.

Solo con estos ejemplos, ya podemos identificar a bancos, procesadores y nuevas startups en el tablero.

Lo que hay en juego: 驴qu茅 se gana con colocar POS en el comercio y procesar sus pagos?

Mucho. El banco adquirente en el modelo cl谩sico de tarjetas de cr茅dito se lleva una tajada (peque帽a) de cada transacci贸n. Es harto menos que el t铆pico 2% o 3% que se le cobra al comercio (de este porcentaje, el banco emisor de la tarjeta suele recibir la mayor parte). Sin embargo, si tu red tiene muchos comercios, sueles intermediar muchas transacciones y, aunque ganes el 0,5% de cada transacci贸n (por dar un n煤mero al ojo), la suma puede ser alta.

En 2019 en Chile, se vendieron 24,5 billones de pesos solo con tarjetas de cr茅dito. Esto equivale aproximadamente a 30 mil millones de d贸lares. El 0,5% de eso es 150 millones de d贸lares. Al a帽o. Y no incluyo tarjetas de d茅bito en el c谩lculo.

Nada mal para un pa铆s de menos de 20 de millones de habitantes. Visto como 17 millones de tarjetas vigentes y unas ocho millones de tarjetas activas usadas (en febrero 2020), es un mercado interesante.

As铆 que entrar a este mercado con soluciones mobile POS sonaba m谩s que razonable. El lector de tarjeta era necesario porque esto iba de cara al comercio y la tarjeta la tiene quien compra. Sin embargo, cuando metemos la tecnolog铆a en el tel茅fono del comprador, 驴qui茅n diablos necesita un lector de tarjeta?

Enter the wallets

Si los POS que nos han acompa帽ado por d茅cadas van a desaparecer, 驴significa que las wallets los reemplazar谩n? S铆 y no. En el sentido m谩s estricto, el comercio igual necesitar谩 una conexi贸n con alguien que procese sus pagos: con o sin POS. Sin embargo, las billeteras digitales har谩n innecesarias las m谩quinas POS que conocemos. Porque la tecnolog铆a de tu smartphone es capaz de hacer casi todo lo que el POS hace. Y porque hay un interesante incentivo de mercado para que se aproveche esa tecnolog铆a.

Un profesor de mi escuela de negocios me dio una excelente intuici贸n o definici贸n del concepto 鈥榲alor agregado鈥 que hasta el d铆a de hoy uso (porque t茅rminos de este tipo se prestan para harto humo sin una buena definici贸n):

El valor agregado de una empresa, producto o persona lo puedes aproximar imaginando el mundo sin esa empresa, producto o persona.

Lo que perdemos al sacarlo es su valor agregado. Con esa intuici贸n, es f谩cil entender por qu茅 Google (o cualquier otro ejemplo que elijas) nos agreg贸 tanto valor y lleg贸 a ser tan valioso.

Si miramos atr谩s, sin ocho millones de pl谩sticos en uso y sin una red de m谩quinas POS, no se vender铆a en Chile ni la mitad de esos 30 mil millones de d贸lares (pues la mayor铆a de las ventas son presenciales, aunque sigan perdiendo terreno frente al e-commerce). Desde la perspectiva del comercio, sin un POS funcional no puedo cobrar con tarjetas hoy. Por eso, los POS tienen mucho valor agregado hasta hoy.

En Argentina, esto ya es una realidad. (Imagen: Mercado Pago)

Ahora, imagina que todo el mundo usara la billetera de MercadoPago en su smartphone. En tal caso, da lo mismo que nos quedemos sin maquinitas para acercar tarjetas y digitar numeritos. Porque cualquier comercio puede cobrar 鈥榗on tarjeta鈥 poniendo el QR de MercadoPago en la muralla o en la pantalla de algo. En ese escenario el valor agregado de los POS es cero. Nada.

Los adquirentes son perdedores obvios, pero hay otros. Los bancos emisores, por ejemplo. Si pago con mi saldo de MercadoPago no hay comisi贸n para el emisor, porque no hubo ninguna tarjeta involucrada. Tambi茅n pierden las marcas o redes: 隆nada pas贸 por Visa ni Mastercard! A diferencia de la jugada en el mundo de los mobile POS, ac谩 el premio es potencialmente mucho mayor. Y la amenaza a los actores existentes tambi茅n.

Hoy, no todo el mundo usa la billetera de MercadoPago. La puse como ejemplo, nada m谩s. 驴Pero a qui茅n no le gustar铆a ser el MercadoPago de mi hipot茅tica historia?

C贸mo juega cada actor

No todos los actores que hoy ves jugando en la carrera de las billeteras digitales alcanzar谩n el premio mayor. Al final, habr谩 solo dos o, quiz谩s, tres billeteras digitales dominantes (asumiendo que el regulador no querr谩 un monopolio e impedir谩 que sea solo una). Algunos no jugar谩n para ganar ese premio, sino a la defensiva, para evitar que este cambio ocurra. Otros se la jugar谩n 鈥損rimero鈥 por premios m谩s inmediatos y comparativamente m谩s peque帽os, pero manteniendo las opciones abiertas para el premio mayor.

Lo importante es que una billetera digital necesita para sobrevivir una amplia base de usuarios y una extensa cobertura donde se use o se pague con ella. Los efectos de red son claros: mientras m谩s personas usen tu billetera, m谩s f谩cil es conseguir comercios (para pagos) o m谩s usuarios (para transferencias peer to peer). Con m谩s comercios donde se use, la billetera es m谩s valiosa para los usuarios existentes y atrae m谩s usuarios. Por esta raz贸n, una billetera est谩 destinada a morir si no alcanza una masa cr铆tica en el corto plazo.

Para que una billetera gane el premio mayor debe ser aceptada en la mayor铆a de los comercios y usada por muuuchos usuarios, lo que genera potentes efectos de red. Los actores en carrera exitosos deber谩n tener fortalezas en uno de estos ejes, al menos. De lo contrario, no tendr谩n ventajas para ganar la carrera.

Siguiendo esta l贸gica, as铆 creo que jugar谩 cada actor en el largo plazo (ganar el premio mayor o evitar que otros lo hagan) y en el corto plazo (generar efectos de red para sobrevivir). Su estrategia depender谩 de su origen y las ventajas que tenga.

Retail financiero

  • Qui茅nes son: Falabella, Ripley (y, quiz谩s, Cencosud).
  • Ventaja principal: Son exitosos emisores y masivos comercios al mismo tiempo. Por lo tanto, tienen v铆nculo con usuarios finales (sus tarjetahabientes) y tienen un gran volumen de transacciones y clientes.
  • Otras ventajas: Ubicuidad. Les permite complementar servicios digitales y presenciales (omnicanalidad). Suelen tener licencia bancaria.
  • Juego de corto plazo: Suelen ya tener una masa cr铆tica de tarjetahabientes y comercios para comenzar cubriendo un segmento de mercado obvio. Si sus propios tarjetahabientes que compran en sus propios comercios no usan la wallet, algo anda mal. Para ir m谩s all谩 de una extensi贸n digital de su propia tarjeta, deben incentivar que las dem谩s personas que compran en sus tiendas usen la billetera digital, permitiendo medios de pago de otros emisores.
  • Juego de largo plazo: La versi贸n defensiva es quedarse con lo anterior y mover a los usuarios hacia su propia tarjeta, expandiendo los comercios donde la wallet es aceptada para integrarse a las redes existentes de Visa y Mastercard. La versi贸n ofensiva tiene menos foco en la tarjeta propia, prefiere alcanzar m谩s usuarios aunque el emisor sea otro y requiere crear una red de comercios propia que los convierta en poderosos emisores + adquirentes + comercios todo-en-uno. Un camino h铆brido muy interesante es ofrecer servicios de procesamiento de pago (PSP) a otros comercios, lo que les permite conectarse a redes existentes de las marcas mientras cultivan relaciones para generar una mayor masa cr铆tica de comercios.

Procesadores de pago + bancos adquirentes

  • Quienes son: Transbank + los-bancos-que-siguen-en-Transbank y SumUp + BancoEstado. En el futuro, GetNet + Santander y EvoPayments + Bci.
  • Ventaja principal: Red de comercios existente.
  • Otras ventajas: Conectividad con redes de pago existentes (Visa, Mastercard, Redbanc, etc).
  • Juego de corto plazo: Ya tienen los comercios, pero su relaci贸n con las personas que pagan sol铆a ser indirecta, a trav茅s de los comercios o los emisores. Su mayor desaf铆o es conseguir una masa cr铆tica de usuarios. Y dada su ventaja, el camino natural es apalancar su billetera digital en la red de comercios existente haci茅ndola ampliamente 煤til desde el primer d铆a. La otra alternativa es abstenerse de jugar y que sean los bancos en su rol emisor quienes jueguen derechamente a la defensiva (ver m谩s abajo la secci贸n emisores tradicionales).
  • Juego de largo plazo: La versi贸n defensiva es aprovechar el 茅xito de su wallet para mantener el entramado actual: los POS son reemplazados por hardware y software de mayor valor agregado que interact煤an con la billetera digital y que, incluso, permitan una transici贸n desde el pl谩stico hacia una nueva realidad (ver la secci贸n 鈥楶in-on-Glass y Tap-on-Phone: El imperio contraataca鈥 hacia el final del art铆culo). Tambi茅n se deber铆an integrar a redes tradicionales para que la wallet sea 煤til en comercios donde no juegan el rol adquirente. Por lo mismo, una versi贸n ofensiva es improbable, pues los bancos tienen vocaci贸n y tradici贸n de interconexi贸n con otros bancos (as铆 nacieron Visa y Mastercard hace varias d茅cadas atr谩s).

Emisores tradicionales bancarios

馃挕 Esta secci贸n tambi茅n puede aplicar a los nuevos emisores de tarjetas prepago que tienen un negocio centrado en la emisi贸n, como las cajas de compensaci贸n.

  • Qui茅nes son: Todos los bancos tradicionales.
  • Ventaja principal: Son los emisores y tienen una relaci贸n con sus tarjetahabientes.
  • Otras ventajas: Conectividad con redes de pago existentes. Tienen licencia bancaria.
  • Juego de corto plazo: La full defensiva (tipo colgarse todos del travesa帽o en un partido de f煤tbol) es integrarse con Google Pay y Apple Pay. La otra tambi茅n defensiva pero con algo de iniciativa es integrarse con su procesador de pagos del lado adquirente para aunar esfuerzos en una estrategia de wallet que tenga alg煤n futuro al apalancarse en la red de comercios existente. Ambas opciones le permiten a sus tarjetahabientes usar sus pl谩sticos de manera moderna, evitando abrir un flanco para los otros actores. No menciono la wallet propia 鈥榙e emisor鈥 (que es hacer lo mismo que Google Pay pero en app propia y sin permitir agregar tarjetas de terceros) porque le veo poco futuro. Si la idea es evitar comoditizarse como un emisor m谩s dentro de Google Pay, buena suerte ofreciendo una mejor experiencia en su app propia. No digo que sea imposible, pero sale cara esa competencia, especialmente si Google Pay se masifica. Lo que queda es que cada banco mire su estrategia y vea si vale la pena.
  • Juego de largo plazo: Aferrarse a todos los partners que sirvan para defender el modelo. Si no funciona la asociaci贸n con procesadores de pago del lado adquirente (ver secci贸n anterior), lanzarse a los brazos de los gigantes tech (ver secci贸n siguiente), que de todos los otros actores parecen ser quienes les quitar谩n un trozo mas peque帽o de la torta.

Gigantes tech

  • Quienes son: Apple, Google y, en menor medida, Facebook.
  • Ventaja principal: V铆nculo masivo con el usuario o cliente final.
  • Otras ventajas: Controlan y crean tecnolog铆a de primera, que sus usuarios prefieren. Como sucede con Apple, que controla hasta el hardware.
  • Juego de corto plazo: Ya tienen millones o miles de millones de usuarios. As铆, lo primero que los gigantes tech deben hacer es integrarse a redes de pago existentes para llegar a millones de comercios. En esa integraci贸n, buscan un win-win con actores existentes. Es verdad que Apple Pay cobra del orden de 0,1% al banco emisor, pero le promete mayor uso de las tarjetas al tiempo que baja o absorbe el fraude. Google Pay ni siquiera suele cobrarle a los bancos. Incluso Facebook con la Asociaci贸n Libra (que es una propuesta mucho m谩s disruptiva que las jugadas de Apple o Google), busc贸 a Visa y Mastercard como potenciales socios fundadores.
  • Juego de largo plazo: Tras haber ganado un asiento en la industria, les toca seguir comi茅ndose el negocio de a poco (por ejemplo, Apple Card es la jugada que sigue a Apple Pay), pero manteniendo a (algunos) bancos como aliados (de hecho, Apple Card es un partnership con un banco). Al ser jugadores globales, tienen problemas ya que necesitan ser regulados como bancos en centenas de pa铆ses. Sin embargo, varios de ellos han obtenido licencias europeas para procesar pagos. Facebook est谩 intentando algo m谩s 茅pico con Novi (ex Calibra), precisamente, porque no tiene las ventajas de Apple ni de Google para conectarse a las redes de pago existentes (Facebook no crea smartphones ni tampoco el sistema operativo usado por otros smartphones).

Disruptores

  • Quienes son: MercadoPago y RappiPay.
  • Ventaja principal: Ya intermedian y agregan valor en millones de transacciones. Tambi茅n tienen una extensiva red de comercios y millones de usuarios.
  • Otras ventajas: Son empresas que saben crear software de primera (que es la parte que le falta a muchos de los otros actores a pesar de sus transformaciones digitales). Tienen ADN de startup, lo que explica su ambici贸n y capacidad de ejecuci贸n para ir por el premio mayor. Y el fin de las maquinitas POS los tiene sin cuidado, ya que nunca vendieron o arrendaron POS.

鈥淲e want to be the biggest bank in the region鈥

鈥擩uan Ortega, co-founder de Rappi

  • Juego de corto plazo: Similar al retail financiero, parten por casa con las transacciones que ocurren en sus plataformas. Se diferencian de otros actores en que van mucho m谩s r谩pido: su tarea se trata, m谩s bien, de una restructuraci贸n interna para entenderse a s铆 mismos como actores del mundo de pagos y ofrecer una experiencia consistente (por ejemplo, que tus compras en MercadoLibre/Rappi aparezcan en tu historial de MercadoPago/RappiPay). Despu茅s de esta preparaci贸n y alcanzada una masa cr铆tica de usuarios, viene la expansi贸n de la red de comercios que acepten el pago con la billetera digital para tener un alcance mayor que el servicio original (MercadoLibre y Rappi).
  • Juego de largo plazo: De manera parecida al retail financiero, el premio mayor viene de la construcci贸n de una extensa red propia de comercios que les permita ser autosuficientes para conectar a quien quiera pagar con quien quiera recibir un pago, sin la intermediaci贸n de bancos, Visa o Mastercard. Lo parad贸jico es que la manera m谩s gradual de conseguir esto es integrarse a las redes de Visa y Mastercard como emisores (asoci谩ndose con un banco o directamente con Visa/Mastercard) por el lado de sus usuarios. Y dar servicios de procesamiento de pago (PSP) a sus comercios.

De lo que no hablamos

Este es el art铆culo m谩s largo y, probablemente, el m谩s denso de la serie. Si llegaste hasta ac谩, te cuento que estamos casi terminando. Y como no quiero extenderme mucho, voy a esbozar temas tangenciales que podr铆amos profundizar en el futuro

Wallets: 驴M谩s all谩 de los pagos?

Una billetera digital no est谩 limitada exclusivamente a medios de pago. Tarjetas de transporte, documentos de identidad, tickets de viaje, entradas a eventos o recetas m茅dicas son algunos ejemplos con distinto grado de madurez en otros mercados. No obstante, los pagos suelen ser el driver de adopci贸n masiva m谩s potente. Por eso, en el corto plazo, creo que la batalla en los pagos determinar谩 si hay ganadores para el premio mayor.

Pin-on-Glass y Tap-on-Phone: El imperio contraataca

Los actores tradicionales y dominantes, liderados por las marcas (Visa y Mastercard), est谩n impulsando dos conceptos interesantes. Uno es Pin-on-Glass: tipear tu PIN en la pantalla de un tablet o computador, donde corre el sistema de venta del comercio, por ejemplo, Square. Otro es Tap-on-Phone: usar NFC del tel茅fono Android del comercio para recibir pagos contactless.

Son la evoluci贸n natural del mobile POS dados los avances tecnol贸gicos. Y coinciden con la hip贸tesis de que los POS como los conocemos desaparecen, siendo absorbidos por hardware y software ya existente. Las wallets son un caso en que el hardware y software lo controla la persona que paga. Esta otra visi贸n es hardware y software del comercio. Es un futuro posible donde creo que los ganadores ser铆an la alianza de Gigantes Techs + Bancos (y sus procesadores/adquirentes), quienes se complementan en sus respectivas fortalezas

Es natural el complemento en las fortalezas de los bancos (en la emisi贸n), sus procesadores y adquirentes (en la relaci贸n con el comercio) y los gigantes techs (con sus wallets).

El futuro sigue abierto

Lo bueno es que tendremos una competencia abierta. Como adelant茅 en el primer art铆culo de esta serie, es incierto si la competencia del modelo de cuatro partes traer谩 mejores precios para los comercios y depender谩 en el corto plazo de Visa y Mastercard. Sin embargo, en el largo plazo, incluso el duopolio de las marcas de las tarjetas (junto con su modelo de cuatro partes que les da poder para fijar los precios de intercambio) se ve amenazado por los cambios tecnol贸gicos que discutimos en este art铆culo.

Ninguno de los actores tiene la carrera ganada. Quiz谩s, el retail financiero d茅 la sorpresa. O los disruptores se salgan con la suya, a pesar de que Chile parece de los mercados m谩s dif铆ciles en la regi贸n para ellos. La alta bancarizaci贸n 鈥搎ue no es la norma en el continente鈥 le da una muy buena oportunidad a la industria tradicional de montar una defensa en un mundo con billeteras digitales, incluso, sin recurrir al matrimonio por conveniencia que les gusta a los gigantes tech.

Ganen los disruptores o los incumbentes (隆o revivan las criptomonedas!), la competencia obligar谩 a los participantes a jugar estrat茅gicamente y desarrollar mejores productos y experiencias. Como usuarios y clientes los invito a probar, a comparar. Y, sobre todo, a preferir y recomendar al que lo haga mejor.

Si lideras o eres parte de un equipo de producto jugando este juego, en Continuum estaremos felices de aportar con nuestra visi贸n combinada de estrategia, tecnolog铆a y dise帽o aplicada a los medios de pago. Escr铆benos a hola@continuumhq.com y conversemos 馃槑

 

Suscr铆bete a nuestro blog

Te compartiremos las mejores recomendaciones y buenas pr谩cticas de la industria notas y nunca mandaremos spam.